Nuevo Departamento de Psicología y Pedagogía de la Escuela

  • -

Nuevo Departamento de Psicología y Pedagogía de la Escuela

Desde el Nuevo Departamento de la Escuela, el Departamento de Psicología y Pedagogía deportivas, nos gustaría daros la bienvenida al nuevo curso que comienza. Esperamos que juguéis, disfrutéis, y aprendáis al mismo tiempo (¡que sí, que es posible!)

Como primera entrada de la temporada que se inicia, nos gustaría explicaros por un lado en qué consiste la psicología del deporte.

Spoiler: No estás “loco” por acudir, pedir consejo o entrenar con uno. Solo significa que quieres mejorar 🙂

La Psicología del Deporte es una rama más de la Psicología General. Se centra en tres aspectos formales:

  1. Atención Formativa. En Universidades, escuelas, especializaciones, etc.
  2. Atención en Investigación. Con estudios e investigaciones.
  3. Atención Aplicada. Con DEPORTISTAS – PADRES – ENTRENADORES.

Nosotros nos centramos en la tercera atención, la APLICADA, el objetivo es entrenar las habilidades mentales que influyen en el rendimiento deportivo del tenista (concentración, atención, motivación, gestión de las emociones, gestión de pensamientos, modificación de la conducta, etc.).

La más conocida de las tres atenciones, la APLICADA, es desde la que actuamos ¿cómo trabajamos para ayudar al jugador y que éste se beneficie de este entrenamiento?

 

¿CÓMO TRABAJAMOS?

Lo primero de todo es conocer la problemática a la que nos enfrentamos. Y que los jugadores experimentan, bajando, o incluso empeorando, su rendimiento y desempeño en una pista de tenis.

La problemática que se observa suele ser de este tipo:

  • Jugador@s que no saben enfrentar los fallos.
  • Jugador@s que no saben gestionar los estados emocionales alterados, como por ejemplo la frustración, el miedo, la ira y la ansiedad.
  • Jugador@s que pierden la concentración en mitad del partido.
  • Jugador@s que no saben afrontar una crisis de juego.

Este tipo de problemática lo que genera es una serie de consecuencias, que suelen ser de este tipo:

  • Pensamientos negativos.
  • Rigidez muscular.
  • Malestar y mareos.
  • Pérdida de confianza.
  • Pérdida de sensaciones (“estoy atrapad@”).
  • Mala actitud.
  • Decisiones equivocadas.

La metodología que usamos tiene su aplicación en las CAUSAS que generan dichos problemas, en el origen que forma dicha problemática.

Normalmente las causas de estos comportamientos tienen su origen en dos principales factores:

  • Sistema de Valores.
  • Sistema de Creencias.

Muy a menudo nos olvidamos de que el jugador es un ser humano. Damos por hecho que el rendimiento en el deporte es simplemente cuestión de si uno es bueno o no, de la suerte. Nada más lejos. Un tenista además es una persona. Los jugadores piensan, sienten y actúan… Por lo tanto, su desempeño en el deporte viene marcado por todo ello.

Trabajamos para cambiar la forma en la que interpretan su deporte, cambiando su relación con él. Y la forma de interpretar dicho, dependerá de las creencias y valores que conformen la persona.

 

Los BENEFICIOS de entrenar la mente en el deporte:

Cuando entrenamos a un jugador lo hacemos en base a unos márgenes de mejora. Por ejemplo, un jugador con 16 años tiene más margen de mejora a nivel físico que uno con 34, lo cual hará que ésta mejora física optimice su rendimiento en el campo de juego.

Veamos esta gráfica: un jugador a lo largo de su carrera deportiva suele entrenar un mínimo de unas 10.000 horas, que están invertidas de la forma en la que aparece en la gráfica. La mayor parte de las horas de entrenamiento suelen hacerse a nivel técnico y táctico.

Por lo tanto, tenemos;

A un jugador bien armado técnica y tácticamente, con flaquezas físicas, y bastantes carencias mentales, sin herramientas ni recursos para enfrentar las situaciones a las que nos va a exponer el propio deporte. Y entonces nos encontramos con que en situaciones críticas del juego, el jugador se encuentra desarmado.

Luego entonces podemos afirmar que, entrenando la parte mental del tenista, estamos trabajando para mejorar y aportar en la optimización de los márgenes de crecimiento.

 

Los BENEFICIOS de entrenar la mente del DEPORTISTA:

Las habilidades que entrenamos son extrapolables a la vida ordinaria, académica y posteriormente laboral. Por lo que, a fin de cuentas, también es un entrenamiento para la vida. Modificando las creencias limitantes y forjando un buen sistema de valores, logramos dotar de herramientas hábiles y útiles para el desempeño de la vida después de finalizar el periodo deportivo.

Saber focalizar en lo que es controlable, saber adaptarnos a lo que no depende de nosotros, y aprender a disfrutar para lograr el mejor de los rendimientos en una pista es el objetivo que perseguimos con el entrenamiento mental. Logrando dejar a un lado la perspectiva resultadista que genera la mayoría de los problemas.

Esperamos hayáis llegado al final del artículo con ganas de seguir leyendo más, ya que en el próximo artículo explicaremos las labores de la pedagogía dentro del departamento. Y por supuesto, el proyecto “Victoria Privada” como nueva metodología.

Estaremos a disposición del que quiera consultar cualquier duda, aclaración o simplemente pedir consejo.

 

¡Os deseamos un magnífico curso!

 

Departamento de Psicología y Pedagogía del Deporte

Javier Ayuso.