Pildoritas mentales

En esta sección, Javier Ayuso el psicólogo de la escuela de tenis nos aportará sus “pildoritas mentales” para ayudarnos también en estos momentos de dificultad para transformarlos en momentos de oportunidad.

Actualizaremos la sección cada Lunes y jueves y colocaremos primero las entradas más recientes.

18 de Mayo de 2020: La visualización.

La situación que estamos viviendo podría ser similar a la que vive un deportista lesionado. Ya que no tenemos la oportunidad de realizar un entrenamiento físico (real), aún así es excusa para decidarle todos nuestros esfuerzos para mejorar.

Carolina Marín, en el año 201 se lesionó el tobillo gravemente. Esta lesión no hacía peligrar su participación en el Mundial de Indonesia, pero sí peligraba su condición y forma física. No podía entrenar físicamente para prepararlo, por lo que decidió usar una herramienta basada en la psicología cognitivo – conductual, la visualización.

La visualización es una herramienta que incluye la práctica imaginada, que nos ayuda a reproducir en la mente lo que físicamente podríamos estar haciendo en pista. Tiene un respaldo científico, en el que demuestra que activa las mismas áreas cerebrales que usamos para ejercer cualquier movimiento. Traducido: activo la misma zona de mi cerebro si me imagino haciendo una derecha que haciéndola físicamente.

Por lo tanto no hay excusas… Puedes dedicarle 10 minutos al día a hacerlo, en la imagen damos unas pequeñas ideas para llevarlo a cabo.

¡ÁNIMO!

Pildorita nº 10: Consejos finales

Es importante dentro de todo esto subrayar una cosa. Con el confinamiento no estamos gastando la energía que gastaríamos en el día a día. La energía que gastamos en el día a día no solamente es física, si no también mental (concentrándonos en clase, discutiendo sobre algo en concreto, resolviendo problemas, siendo creativo, poniéndonos a prueba con algún reto complicado a resolver o persiguiendo algún objetivo).

Este es el motivo verdadero de meter en el día a día actividades que mentalmente nos mantengan activos (socializar, actividad mental, autorrealización y obligaciones).

Si nos mantenemos activos física y mentalmente, la motivación en el día a día no bajará, dormiré mejor y me sentiré con mejores sensaciones, y por supuesto, dormiré mucho mejor.

Ya termino con este ejemplo que me parece muy acertado. Aunque no sepamos mucho sobre el futuro (colegio, clases, tenis…) tenemos que estar listos para cuando llegue. Exactamente como hacen los bomberos en el día a día. Ellos no saben cuándo ni por qué les van a llamar, sin embargo están en contínua actividad en el día a día, tanto física como mental.

¡ACTIVIDAD FÍSICA Y MENTAL,

NO LO OLVIDES!

Pildorita 9: Actividad mental

El cuerpo está hecho para moverse, por eso introducimos la actividad física, ¡pero el cerebro está hecho para estimularlo! Por lo que va a necesitar actividades que lo pongan a prueba para también gastar energía y poder descansar mejor.

Pildorita 8 : Comidas

Otra acción importante es mantener los horarios de las comidas del día. Que sean lo más cercano a cuando no estábamos en cuarentena. No llevar ese orden genera un caos interno que no nos sienta bien para el día a día. ¡Y ojo con el picoteo de más!, que cerca está el verano…

Pildorita 7: Autorealización

Las tareas de autorealización podemos incluírlas para desconectar también, se diferencian de las tareas de ocio en que éstas nos mantienen activos mentalmente mientras desconectamos y además nos alimenta la motivación y las ganas de hacer cosas. Es lo más parecido a tener un hobbie, por ejemplo: “Construir maquetas”.

Píldorita 6: Tareas de Ocio

Son indispensables para poder desconectar de obligaciones y
responsabilidades, pero ¡ojo! No es bueno abusar de ellas, puesto que nuestro cerebro entraría en un estado de letargo originando sensaciones como: desmotivación, apatía (falta de interés), aburrimiento, cansancio físico y mental, ¡incluso sensaciones de malestar emocional!

Pildorita 5: Rutinas de sueño

Tener una buena rutina de sueño incluye ¡la preparación para irme a dormir! Evitar luces que me activen mejorará mi descanso. Y por supuesto no olvidarme de:

  • 7 – 8 horas de sueño al día es lo aconsejable para rendir bien.
  • Intentar mantener las horas de irme a acostar y despertarme que tenía antes del confinamiento.

Pildorita 4: Tareas del Hogar

Otra de las cosas que puedo hacer en este confinamiento es ayudar en casa. Ayudar en casa genera un clima más relajado y familiar. ¡Por no hablar de lo bien que sienta tener las cosas ordenadas en su sitio!

Pildorita 3: Ejercicio físico

En estos días y para evitar el sedentarismo y compensar la actividad que no estamos teniendo en el día a día. Ayuda a regular los niveles de estrés, generar endorfinas (que ayudan al bienestar psicológico) y mantener la forma. Además, ¡seguimos perfeccionando nuestros golpes!

Pildorita 2: Obligaciones (que las hay)

Cumplir con las obligaciones y responsabilidades nos hacen sentirnos útiles, es importante para un buen descanso haber terminado el día sintiéndonos con la sensación de hacer hecho cosas de provecho. Reducirá el estrés y la ansiedad y dormiremos mejor.

Pildorita 1: Presentación